Cómo pintar una casa por fuera

 

¿Necesitas pintar una casa por fuera? No es una tarea fácil, pero si quieres ahorrar par de centavos en pintores es una buena opción. Hay ciertos pasos a seguir para pintar una casa por fuera, hoy te mencionaremos algunos.

 

Pasos para pintar una casa por fuera

 

Paso 1: Consigue las herramientas necesarias

 

No pintarás tu casa por fuera con tal sólo par de brochas, necesitarás rodillos largos, brochas de todos los tamaños, además de una buena pintura para exteriores.

 

Esto no es todo, si tu casa es de 2 pisos o más, podrás necesitar escaleras, o un andamio con su respectivo sistema de seguridad para poder llegar a aquellos lugares realmente difíciles de alcanzar.

 

La parte del andamio es la más difícil, por ello muchos deciden contratar un profesional, pero si sigues los consejos de cómo utilizar un andamio, no creo que resulte mayor problema.

 

Paso 2: Elimina imperfecciones

 

Primero debes verificar que tus paredes no tengan filtraciones que provocan humedad, lo que provocaría que desperdicies en su totalidad tu material para pintar una casa por fuera.

 

Cuando verifiques, debes dar con la fuente de la humedad, eliminarla y luego curar esos detalles.

 

Luego que termines de acomodar todos los detalles de humedad, lo ideal es que lijar poco a poco los lugares en donde estaba esa humedad y toda la pared en general, luego de lijar, podrás tapar las grietas y desperfectos con masilla o resanador. Ten en cuenta que debe ser resanador especial para exteriores, debido a que la humedad no será nunca similar a la que podría soportar un material para interiores.

 

Paso 3: Pintar pared por pared

 

Luego que tus paredes estén totalmente lisas, procede a pintarlas una por una, lo ideal sería que hicieras varias capas de pintura por cada una de las paredes, así quedarían totalmente revestidas sin manchas indeseables para la estética de tu hogar.

 

Recuerda, pintura de aceite para herrería y pintura de agua resistente al clima para exteriores.

Si se te hace muy difícil, lo mejor es que contrates a profesionales para ayudarte, sobre todo si sientes que podrías arriesgarte pintando una casa de dos pisos.