4 ideas para decorar una casa pequeña

Decorar casas pequeñas siempre es un reto. Aunque podemos ir sobre seguros cumpliendo la premisa de “menos es más”, también es cierto que limitarse demasiado puede implicar crear un espacio sin personalidad y con una simplicidad que no sea agradable para quienes habitan el lugar ni para sus visitantes.

Lo cierto es que es posible decorar una casa pequeña con estilo, de forma funcional sin gastar mucho dinero, y resulta más fácil de lo que pueda parecer en un principio. Hoy compartimos 4 consejos para decorar una casa pequeña que te permitirán tener ese hogar en el que quieres vivir:

Mobiliario que se transforma

Los muebles de usos múltiples son claves para decorar un espacio pequeño. En una casa pequeña es probable que no haya muchos espacios diferenciados, por lo que resulta fundamental el mobiliario que sea capaz de adaptarse a los requerimientos de los habitantes.

Cuadros que se convierten en escritorios, camas que se despliegan de las paredes, mesas de comedor que esconden dentro de sí los asientos o muebles que se transforman en camas de dos pisos son solo algunos ejemplos del increíble mobiliario que puede hacer que un espacio pequeño sea percibido como algo mucho más amplio.

Espejos estratégicos

Este es un consejo que no pasa de moda, como todo lo clásico. La amplitud que ofrece un espejo hará toda la diferencia en la percepción de un espacio pequeño. La decoración de casas pequeñas casi siempre incluye el uso de espejos, pero es importante ubicarlos en sitios estratégicos.

Por ejemplo, los baños suelen ser sitios ideales para hacer uso de espejos de grandes dimensiones. Usualmente el espacio es muy reducido y el espejo hará el trabajo multiplicador que permitirá tener mayor comodidad visual.

Sin embargo, no es recomendable abusar de los espejos e incorporarlos indiscriminadamente en gran parte o en todas las paredes de la casa; en ese caso muchos espejos pueden generar agobio y angustia.

Aprovechar la altura

Aunque se cuente con poco espacio horizontal, de seguro será posible aprovechar el espacio vertical.

La decoración de una casa pequeña está incompleta sin agregar elementos que permitan aprovechar la altura del lugar, como lámparas de pie, repisas y estanterías, taburetes de cierta altura y estructuras afirmadas a las paredes para colgar utensilios de cocina.

Es importante tomar en cuenta que estos elementos también pueden ser decorativos. Una lámpara de pie con un acabado delicado dará mucha personalidad al espacio, y lo mismo ocurrirá si hacemos uso de una repisa para libros dispuesta de alguna forma creativa.

La magia del objeto destacado

En una casa pequeña no será posible destacar varias zonas, pues si lo intentamos lo más probable es que se genere una atmosfera que aturda y desoriente. Por el contrario, la recomendación es escoger un espacio determinado y hacer que este sea el protagonista del lugar.

Puede ser una pared que esté pintada de un color llamativo y disruptivo con relación a las demás paredes, un cuadro de gran tamaño que sea el foco de atención o una lámpara de diseño creativo que llame la atención de forma inevitable.

 

La escogencia de la solución más conveniente dependerá del gusto de quienes decoren el espacio y de las sensaciones que les gustaría percibir cada día en su hogar.

A fin de cuentas, la decoración es una expresión muy personal que en última instancia busca crear atmosferas agradables, así que decorar una casa pequeña con estilo, de forma estratégica y amorosa puede convertir ese espacio en un generador de felicidad constante.

Deja un comentario